martes, 31 de agosto de 2010

Antecedentes de la Fundacion del Monasterio de las Conceptas.

Queridos amigos con gusto les compartimos los datos históricos del primer Monasterio de Monjas de vida contemplativa en Pasto dedicado a glorificar el misterio de la Inmaculada Concepción.
Frente a la Plaza mayor y muy cerca de la Iglesia matriz diò inicio EL REAL MONASTERIO DE LA PURA Y LIMPIA CONCEPCION DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARIA.



Conviene advertir, antes de relatar las circunstancias de la fundaciòn del Monasterio de Monjas de la Concepción, que los habitantes de la Ciudad de Pasto emplearon diez años en hacer gestiones para llevar adelante su piadoso deseo, pues habiendo principiado a dar los pasos conducentes a su objeto en 1578, por medio de su comisionado Francisco de Sosa, no vio cumplidas sus aspiraciones sino en 1588.

Como dato importante hay que destacar la preferencia de los habitantes de San Juan de Pasto por un Monasterio de Concepcionistas o Monjas de la Concepción y no de otra Orden religiosa contemplativa para su ciudad; obedeciendo a nuestro entender, no solamente a cierto espíritu de imitaciòn de lo que otros conquistadores castellanos hacian de Quito y por  què no decirlo, a cierta emulaciòn que existìa entonces en todas las ciudades recien fundadas, sino a una devociòn muy araigada de los españoles fundadores y pobladores de San Juan de Pasto a la Santìsima Virgen Marìa en el MISTERIO DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN.


Recuerdese que la primera designación de la ciudad fuè la de la Concepción de Pasto. o la Concepción de Pasto, simplemente; que el Cabildo instituyó como fiesta civil de la ciudad, costeada por el ayuntamiento, con música en el pretil e iluminaciòn del frente de la Iglesia Matriz  la de la PURA Y LIMPIA CONCEPCION, el ocho de diciembre de cada año, institución que comenzo a funcionar apenas fundada la ciudad y que sólo dejó de existir en los primeros años de la era republicana, y que un buen número de capellanias y cofradìas s instituyeron con el nombre de la CONCEPCIÓN INMACULADA DE MARIA. Se comprende, pues, que esta denominaciòn y la ORDEN RELIGIOSA que la llevase satisfacia plenamente la devociòn de los ciudadanos de Pasto y llenaba a cabalidad sus esperanzas.

La comisiòn confiada a Francisco de Sosa por el Cabildo y habitantes de Pasto, a principios del año de 1578, se reducìa, en tèrminos generales, a obtener de la Real Audiencia y del Obispo de Quito, una licencia para la fundaciòn, y tambièn para poder solicitar limosnas dentro del distrito de Pasto y hasta donde fuese posible recabar del Real Erario algùn auxilio en dinero para tan santo objeto. A pesar de todo nada consiguiò el comisionado porque encontrò que el representante del Obispado, Sede vacante, no quiso ocuparse en el asunto, ni conseder licencia de ninguna naturaleza y que el Presidente de la Audiencia tampoco tomaba a lo serio las pretensiones del vecindario de Pasto. No cejo este en su empeño y no solamente siguiò madurando la idea, sino que volviò a las andadas en el año 1584 con nuevas gestiones ante la Real Audiencia de Quito, siempre con el objeto de obtener la aquiescencia de este alto tribunal para llevar adelante la obra.......Para tales gestiones se comisionò, mediante contrato especial de servicios curiales, por valor de ocho patacones de buen oro, al Licenciado Antonio de Aguilera. Los habitantes de Pasto elevaron nuevamente, en 1585, su deprecaciòn ante la Audiencia, hacièndole saber que no contaban con recursos de ninguna clase por ser el vecindario de Pasto muy pobre y que por otra parte, la necesidad de la obra urgìa darle principio.

Nada respondio la Real Audiencia a esta tercera solicitud y como transcurriese el tiempo, y el problema planteadoa los habitantes de Pasto no diese lugar a demoras, resolvieron acometer la empresa con sus propìos recursos, en la misma forma en que habian acometido la construcciòn del primer puente de mamposterìa de la ciudad.

Una vez
 decididos los habitantes de San Juan de Pasto a tomar la fundaciòn del Monasterio de Concepcionistas a su cargo, en lo primero en que pensaron fuè en la amplaciòn y reconstrucciòn de una casa que para el efecto donò el Presbìtero Prebendado Andrès Moreno de Zùñiga, a quien es preciso señalar como al verdadero fundador de dicho Convento, por ser el quien sugiriò a los habitantes de Pasto la idea de la fundaciòn, no solo porque èl la tenìa como cosa santa, justa y virtuosa y de gran utilidad, como lo hizo constar en una declaraciòn, sino que tenia interès muy explicable en que vistiese la toca monjil su sobrina predilecta Doña Beatriz de Zùñiga.

La obra de reparaciones y adaptaciones y adaptaciòn del edificio, que dicho sea de paso, era una fàbrica de construcciòn pesada, en parte de mamposterìa y en parte de tierra apisonada y que ocupaba algo màs de los dos tercios de la manzana en que actualmente se levanta el edificio de la Gobernaciòn del Departamento y Palacio Nacional, quedò conclu`da en menos de un año, pues principiados los trabajos en diciembre de 1587 estuvo terminada a fines de septiembre de 1588, menos la ermita que debìa sevir para uso pùblico y para los actos religiosos del Monasterio, la cual se concluyò cuatro mese màs tarde.








4 comentarios:

  1. Muy interesante madre Beatriz espero que publique mas acerca de la historia de Su orden muy ligada a la de San Juan de Pasto.

    ResponderEliminar
  2. Madre Beatriz gracias por preucuparse por la historia del monasterio

    ResponderEliminar
  3. esto esta muy interesante por que por nos ayuda a saber mas del monasterio de la inmaculada comcepcion

    ResponderEliminar
  4. me parece muy interesante que alguien se preocupe por dar a conocer la historia del monasterio.muchas gracias

    ResponderEliminar